header-banner-image

Buen clima

La capital de la Costa del Sol se caracteriza por gozar de más de trescientos días de sol al año, con una temperatura media de 25 grados, suponen una invitación constante a vivir la vida al aire libre.

Los inviernos ofrecen días con temperaturas suaves y cielos despejados que invitan a salir a disfrutar de la calle y el paseo marítimo. Los veranos malagueños se viven en la playa, a pie de la orilla del mar, durante sus soleados días y sus cálidas noches.